MONASTERIO DE PIEDRA

Aparte de la propia ciudad la provincia de Zaragoza tienen varios sitios bonitos de visitar. Pueblos como Tarazona o Belchite reciben miles de visitas cada año. Pero sin duda alguno, aparte de como digo de la propia ciudad de Zaragoza. Es el monasterio de Piedra, un impresionante paraje natural alrededor de un antiguo monasterio, que bien merece una visita. Aquí les vamos a proponer un plan de un par de días para que podáis visitar la zona en detalle.

Empezamos por nuestro lugar de alojamiento. Hay muy buenos sitios por la zona. Desde las termas en Alhama de Aragón (luego hablaremos de ellas) hasta el propio hotel en el Monasterio de Piedra, pero para nosotros el mejor hotel cerca del Monasterio de Piedra es la Suite Rural Carenas, una especia de Casa Rural muy equipada, y con un jacuzzi en la habitación principal, que es ideal para una escapada romántica en pareja.

Por supuesto la visita principal es el Monasterio de Piedra. Este tiene 2 partes. Por un lado el antiguo monasterio, que se puede visitar mediante visita guiada (merece la pena mirar las horas para coincidir con una de ellas) y que tiene varios siglos de historia, aunque ahora mismo está en desuso.

Por otro lado el paraje natural del Monasterio de Piedra. Este se puede visitar mediante una ruta señalizada apta para todos los públicos, y en el destaca la presencia de agua, teniendo varias cascadas preciosas que junto a lo verde del parque supone una oportunidad de oro para los aficionados a la fotografía.

Lo único malo, consideramos que los 20€ que cuesta entrar es excesivo.

La otra visita a destacar por la zona son las termas de Alhama de Aragón. En esta localidad aragonesa hay varios hoteles-balnearios. Puede ser ideal igualmente para alojarnos. Si no hay packs para darnos durante unas horas tratamientos termales muy completos.

Lo más famoso del pueblo es el lago termal, una pequeña laguna al aire libre donde uno se puede bañar durante todo el año. No esta tan caliente como otras aguas termales del estilo, por lo que incluso en verano apetece darse un baño, aunque en contraparte en los días más fríos del año se agradecería unos grados más.

Para dichos días o para tratamientos más completos, hay dos o tres balnearios en el pueblo que se aprovechan de dichas aguas termales para ofrecer tratamientos muy completos y muy recomendables. Por supuesto tenemos desde los más baratos, que solo dan alguna piscina termal con contraste de temperatura y algún chorro, hasta los más completos donde nos pueden dar diferentes masajes.

Y con esto podemos realizar una visita a la zona ideal para un par de días. Si estamos más días (o incluso en 2 se podría) se puede completar con visitas a los pueblos de Belchite y Fuendetodos, algo más alejados pero igualmente bonitos.