¿Qué es eso de los microcréditos? o crédito rápido

¿Qué es eso de los microcréditos? o crédito rápidoSon pequeños crédito con un pequeño plazo de devolución.

Están de moda y hablan de ellos en muchos sitios, pero ¿qué son realmente los microcréditos? Vamos a hablar un poco sobre el tema.

¿Qué importes se manejan para denominar a un crédito microcrédito?

Cada empresa tiene sus límites, pero lo habitual es que se trate de créditos que no superen los 500 euros. En algunos casos tienen incluso un importe menor. El plazo de devolución es también pequeño y varía entre quince días y un mes en la mayor parte de los casos.

Algunas empresas tienen además de los microcréditos los llamados mini créditos, que son aquellos de valor inferior a 1.000/1.200 euros que se devuelven en pocos meses.

¿Por qué se solicitan créditos por importes tan bajos?

Generalmente estos microcréditos se solicitan por su inmediatez. Si surge un imprevisto y hace falta una pequeña cantidad de dinero que se va a poder reponer rápidamente, por ejemplo con la nómina, lo mejor es pedir créditos rápidos online y no recurrir a otros sistemas que son más complicados.

¿Qué se necesita para solicitarlos?

Normalmente se pide un carnet de identidad y una nómina o documento justificativo de que se cobran ingresos todos los meses. Para estos créditos no se piden avales ya que los importes son bajos y con un dinero fijo al mes es suficiente para que lo concedan.

¿Tienen intereses estos créditos?

Sí, como todo crédito tienen unos intereses. El importe de los mismos dependerá de cada empresa que puede fijar dentro de unos límites el coste de sus productos. La excepción está en algunas promociones que permiten conseguir el primer crédito a interés 0%.

¿Son fiables estas empresas?

Las empresas de créditos que están legalmente constituidas en España tienen que cumplir con una serie de requisitos para poder operar y los requisitos exigidos en nuestro país son de los más duros del mundo.

Por eso, es lógico pensar que estas empresas son fiables pero en todo caso siempre se debe de actuar con responsabilidad, siendo tarea de quien pide el dinero asegurarse de a quién se lo pide. Para saber esto es bueno comprobar la fama online de la empresa tecleando su nombre en Google seguido de “opiniones”.

En este caso hay que tener muy en cuenta qué opiniones se van a valorar, ya que mucha gente no lee siquiera lo que está firmando o no paga a tiempo y se quejan de que luego les cobren intereses de demora, algo que es perfectamente legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.